Una excepción es una interrupción involuntaria o voluntaria del flujo de ejecución regular. En muchos casos, pero no necesariamente, una excepción representa un error. La excepción da informaciones sobre la condición que causó la salida del flujo de ejecución regular.

Antes de la existencia de la excepciones eventos no previsibles o errores dejaban un programa en un estado mal o no definido, causando problemas de integridad de datos. Solamente errores fatales causaban la salida de la ejecución.

La introducción de los excepciones ofrece mejor control sobre casos en que el comportamiento del código en el flujo de ejecución regular no puede ser garantizado. En el caso más simple la excepción causa la salida del código y termina el programa, pero también existe la posibilidad de controlar el comportamiento por manejo de excepciones.

El paradigma de try(intenta) - catch(atrapa) - finally permite control sobre comportamientos fuera del flujo deseado en la siguiente manera (la sintaxis es variable para distintos lenguajes):

  • try marca un bloque de código protegido por la clausula catch
  • catch - {1,n} bloques de código que se ejecutan en casos de excepciones
  • finally es el código que siempre se ejecuta al fin de una excepción atrapada

Con más que un catch se permite diferenciar entre varios tipos de condiciones adversos, ordenado por lo general desde más a menos amplio.

Aun que muchos lo consideran una mala practica de controlar flujo por excepciones, en algunos lenguajes la rapidez de manejo de excepciones lo puede hacer una variante viable y en varios lenguajes incluso esta considerado una estructura de control de flujo. en claridad.

Ejemplos en lenguajes